• ¿EL DESCANSO REDUCE LA CINTURA?

    EL DESCANSO REDUCE LA CINTURA

    En el artículo anterior vimos como un desequilibrio en los dos mecanismos de regulación del sistema nervioso autónomo por el efecto permanente a lo largo del tiempo de una situación de estrés conlleva una serie de alteraciones sistémicas derivadas de la producción de cortisol por el eje HPA.
    El segundo capítulo dedicado a la afectación del estrés en el organismo y como éste puede traernos problemas con el peso y el perímetro de la cintura me centraré en qué sucede cuando el ritmo circadiano del cortisol se altera.

  • Casi no como y mi cintura no para de aumentar

    Casi no como 1

    Cuántas veces hemos escuchado a diferentes personas decir, “no como casi nada y no hay manera que pierda esa cintura”, o esto otro, “no tengo tiempo ni para comer y no paro de ganar volumen, de hincharme”.

    Esto que es tan común tiene una explicación bien sencilla, son los efectos producidos en el organismo por el estrés.

  • LA ALIMENTACIÓN COMO ESTRESOR

    A lo largo de estos artículos sobre los efectos del estrés, he ido repitiendo que el agente estresor puede ser de carácter socio-emocional o interno y cómo éstos afectan a nuestra salud, desde engordar, a alteraciones en el sueño o a problemas cardiovasculares. Ahora es el momento de centrarnos en un aspecto que quizás no lo consideremos un posible estresor y que según como lo realicemos puede convertirse en uno de los principales agentes estresantes que podemos tener, estoy hablando de la alimentación y de aquello que comemos.

    Es posible que la mayoría de nosotros no demos mayor importancia a la alimentación, excepto en aquellos momentos en los que queremos reducir unos cuantos kilos de más, y entonces realizamos un error garrafal en el planteamiento que más adelante miraré de exponer.

  • LA INSULINA EN EL ESTRÉS

    El estrés tiene una repercusión importante en el funcionamiento del organismo, ya hemos visto en los artículos anteriores dedicados a qué es el estrés, los distintos desajustes que puede conllevar mantener durante un largo periodo de tiempo una situación estresante para nuestro cuerpo, bien por problemas socio-emocionales o por algún agente interno.

    En este artículo quiero hacer hincapié en qué sucede con la insulina, pues muchos de los grandes problemas metabólicos que se describen actualmente provienen de un desajuste en su función, y el origen puede estar en algún estresor que haya dado lugar a este mal funcionamiento.

  • RESILIENCIA PARA UNA BUENA SALUD CARDIOVASCULAR

    A lo largo de esta serie de artículos dedicados a las consecuencias de sufrir una situación estresante de larga duración he señalado cómo este factor desencadena en el cuerpo una reacción inflamatoria, que al no ser resuelta crea desajustes en el funcionamiento celular en cualquier tejido, causados por la menor entrada de nutrientes en la célula.

  • SIGNOS Y SÍNTOMAS DE LA RESISTENCIA A LA INSULINA

    Desde hace un tiempo estoy publicando artículos sobre los efectos del estrés en el organismo y uno de estos es la resistencia a la insulina y la hiperinsulinemia compensatoria. Por eso creo oportuno exponer algunos de los signos y síntomas que nos podrían estar avisando que estamos frente a un problema en la función de la insulina, que como ya hemos visto en artículo “La insulina en el estrés” tiene unos efectos negativos importantes en el funcionamiento celular y es el posible causante de patologías de distinta índole como la obesidad-sobrepeso, disfunciones hormonales, problemas cardiovasculares, dolores articulares y musculares, etc.

  • TORTÍCOLIS EN EL LADO IZQUIERDO, ¿CÓMO FUNCIONA TU DIGESTIÓN?

    Cuántos de nosotros no ha padecido o padece de forma intermitente o constante una fuerte presión encima de los hombros que generalmente la achacamos a una sobrecarga en nuestra vida cotidiana. (En este artículo hablaba de cómo solucionarlo mediante ejercicios de relajación)

    Seguramente, a algunos siempre les coincidirá el lado donde padecen la contractura o el lado de la tortícolis y a menudo es sin que hayan hecho ningún mal gesto ni un exceso de actividad.

    En este caso la solución debemos buscarla más allá del tratamiento mecánico, fisioterapia o trabajo postural, y quizás deberíamos comprobar el estado de algún cuerpo visceral.