• LA INSULINA EN EL ESTRÉS

    El estrés tiene una repercusión importante en el funcionamiento del organismo, ya hemos visto en los artículos anteriores dedicados a qué es el estrés, los distintos desajustes que puede conllevar mantener durante un largo periodo de tiempo una situación estresante para nuestro cuerpo, bien por problemas socio-emocionales o por algún agente interno.

    En este artículo quiero hacer hincapié en qué sucede con la insulina, pues muchos de los grandes problemas metabólicos que se describen actualmente provienen de un desajuste en su función, y el origen puede estar en algún estresor que haya dado lugar a este mal funcionamiento.

  • LA PÉRDIDA DE SENSIBILIDAD A LA INSULINA

     LA PÉRDIDA DE SENSIBILIDAD A LA INSULINA

    La insulina es una hormona crucial para el funcionamiento celular y que las fábricas de producción de energía de las células, que son las mitocondrias, funcionen con eficiencia y la célula de cualquier tejido no se vea envuelta en un proceso de oxidación interna y de su entorno cercano.

    En este artículo intentaré exponer la importancia de que nuestro organismo mantenga una correcta sensibilidad a esta hormona para evitar caer en patologías importantes si no tomamos las medidas pertinentes cuando el cuerpo nos está avisando de que nuestros tejidos no están siendo capaces de fijarla bien y por tanto ser eficientes.

  • RESILIENCIA PARA UNA BUENA SALUD CARDIOVASCULAR

    A lo largo de esta serie de artículos dedicados a las consecuencias de sufrir una situación estresante de larga duración he señalado cómo este factor desencadena en el cuerpo una reacción inflamatoria, que al no ser resuelta crea desajustes en el funcionamiento celular en cualquier tejido, causados por la menor entrada de nutrientes en la célula.

  • SIGNOS Y SÍNTOMAS DE LA RESISTENCIA A LA INSULINA

    Desde hace un tiempo estoy publicando artículos sobre los efectos del estrés en el organismo y uno de estos es la resistencia a la insulina y la hiperinsulinemia compensatoria. Por eso creo oportuno exponer algunos de los signos y síntomas que nos podrían estar avisando que estamos frente a un problema en la función de la insulina, que como ya hemos visto en artículo “La insulina en el estrés” tiene unos efectos negativos importantes en el funcionamiento celular y es el posible causante de patologías de distinta índole como la obesidad-sobrepeso, disfunciones hormonales, problemas cardiovasculares, dolores articulares y musculares, etc.