Nutrición y defensas

Con la llegada de la época invernal nuestro organismo tiene que enfrentarse cada vez a más adversarios: la bajada de las temperaturas, la lluvia, los cambios de horario, el aumento de estrés, el sedentarismo, etc. La alimentación juega un papel importante a la hora de superar estos trastornos. Si nuestra dieta es inadecuada o insuficiente se producirá un descenso de las defensas, por el contrario, si es equilibrada y completa, nuestro organismo estará fuerte y en forma”.

Vitamina C 1

Recomendaciones diarias de Vitamina C:
Alrededor de 50-60 mg/día en adultos.

La vitamina C es una de las vitaminas más importantes para nuestro organismo; a parte de los beneficios que por sí sola ejerce en él, la vitamina C también ayuda a que nuestro cuerpo absorba mejor otros nutrientes que necesitamos, como puede ser el hierro.

Acelgas o espinacas

Acelga y espinaca tienen un origen geográfico distinto. La acelga procede de la zona mediterránea, donde se ha domesticado desde tiempos remotos, mientras que la espinaca procede del sur de Asia.

La acelga pertenece a la misma especie que la remolacha azucarera y la remolacha de mesa, Beta vulgaris, mientras que la espinaca corresponde a la especie Spinacea oleracea.

Omega 3 6 9

Los compuestos omega 3, omega 6 y omega 9, son ácidos grasos que se encuentran en algunos alimentos y cuyas propiedades hacen que sean de las sustancias más beneficiosas para el organismo.

Fue en los años 70 cuando se empezaron a realizar estudios de las numerosas propiedades de ácido graso omega 3 a nivel cardiovascular y cerebral. Los investigadores se dieron cuenta que los esquimales no tenían apenas enfermedades cardiovasculares y lo relacionaron con su dieta que se basa en el consumo de pescado y carne de foca, ricos en omega 3.

Frutos rojos y antioxidantes 1

¿Qué son los antioxidantes?

Son sustancias que ayudan a que nuestro organismo a que esté protegido contra los radicales libres que son los que causan daño y oxidación a las células; envejeciéndolas y destruyéndolas.

Tener una dieta alta en antioxidantes, mejora nuestra salud, protege nuestra piel y previene enfermedades crónicas.

Todas las frutas y verduras tienen antioxidantes pero los frutos rojos son los que contienen una mayor concentración de ellos.

Los frutos rojos contienen diferentes tipos de antioxidantes como: antocianinas, quercetina y vitamina C.