Calcio-magnesio


Tanto el calcio como el magnesio son básicos en la formación ósea y  esenciales en la función muscular. El calcio es uno de los agentes imprescindibles para la contracción muscular, sin la acción de este mineral en la excitación neuromuscular es imposible la acción muscular, de hecho cuando el ácido láctico producido por la alta intensidad del ejercicio tapona los sacos que contienen el calcio ionizado se producce el cese de la contracción muscular y por tanto el cese de la actividad o una reducción de la intensidad  que permita la reabsorción del lactato. El magnesio es un mineral comprometido porque desempeña, en equilibrio con el calcio, un rol importante en la función muscular, en la relajación y la contracción del músculo. Un déficit de magnesio originaría una excitación nerviosa y muscular excesiva (calambre muscular).

En cuanto a la formación de huesos y dientes son elementos presentes en su estructura, el hueso no es una estructura estática sino que va regenerandose constantemente, y es muy importante mantener su densidad.  En deportistas, es aun más importante la ingesta de calcio y magnesio ya que estan sometidos a un estrés físico muy grande.

Calcio y magnesio en la dieta:

El calcio ingerido en la dieta no se absorve más que un 40% y para que pueda absorverse mejor es necesario la vitamina D, si tomamos fosfatos en exceso, presentes en refrescos y productos cárnicos elaborados estamos dificultando aún más su absorción. Diariamente se elimina por las heces y la orina siendo necesario su aporte cada día.

El magnesio es absorvido en mayor proporción por el organismo, pero no más que un 70% aunque puede tener interacciones negativas que dificulten su absorción con fosfatos y citratos. Al igual que el calcio se elimina por las heces y la orina.

Ya hemos dicho que para los deportistas las cantidades aportadas al organismo deben ser mayores, por eso es recomendable acompañar la dieta con productos de suplementación, igual sucede con personas no deportistas en diferentes etapas vitales que requieren de un mayor aporte de calcio como el periodo de crecimiento, (desde la lactancia, la infancia y hasta la adolescencia), durante el embarazo y la menopausia en las mujeres y en la tercera edad vuelve  ser necesario un aporte mayor de calcio y magnesio. También es recomendable en enfermedades como la fibromialgia, osteoporosis y artritis reumatoide.

Presentamos un cuadro mostrando en qué alimentos podemos encontrar mayor presencia de calcio y magnesio:

Cuadro alimentos con calcio-magnesio

 

Lee más detalles a cerca del calcio

You have no rights to post comments