Rendimiento escolar y nutrición 1Sin lugar a duda el desayuno es la comida más importante del día, ya que el organismo lleva aproximadamente 8 horas de ayuno, y necesita nutrientes que den energía para comenzar el día. Se ha demostrado en diversos estudios que los niños que desayunan saludablemente desarrollan mejor las actividades escolares.

El desayuno tiene muchos beneficios. Varios estudios han encontrado que un desayuno saludable puede aportarles:

•    una dieta más nutritiva y alta en nutrientes, vitaminas y minerales
•    mejor concentración y desempeño en la escuela y colegio
•    mayor fuerza y resistencia en las actividades deportivas
•    niveles de colesterol más bajos
•    y un peso más saludable

Si los niños no desayunan ó bien consumen cantidades altas de azúcar esto les va a provocar alteraciones en los niveles de insulina y glucosa. Los picos de azúcar en la sangre, ya sea por no comer ó por consumir mucha cantidad de azúcar, pueden provocar fatiga, falta de  concentración, irritabilidad y letargia. En niños y adolescentes, esto favorece la desconcentración, el cansancio, la apatía y la disminución en su capacidad de aprendizaje.
Esto se ha comprobado en varios estudios, se les ha pedido a las maestras i maestros  valorar el comportamiento de los niños y algunos aspectos de la función cognitiva.

Rendimiento escolar y nutrición 2

Una comida saludable debe estar constituida por los siguientes nutrientes:

1. Granos enteros ó cereales integrales

Son fuente de fibra por lo que aportan energía durante más tiempo, ayudan a mantener los niveles de azúcar en sangre regulares, con lo que mejoran el desempeño y concentración. Además son fuente de vitaminas del tipo B y muchos vienen reforzados con ácido fólico, hierro, calcio, etc. Algunos ejemplos son: pan integral, tortillas de maíz ó tortillas de trigo integrales, judías, garbanzos, avena, cereales de desayuno con alto contenido en fibra, plátano…

2. proteínas

Como leche descremada, yogurt, queso blanco, huevo ó embutidos bajos en grasa. La proteína presente en los lácteos, carnes, queso, embutidos, pollo, huevo, etc., son más saciantes.

3. Frutas y verduras

Aportan minerales y vitaminas. Las frutas con cáscara contienen mayor cantidad de fibra dietética, por lo que aportan mayor saciedad. Si tu hijo o hija no le gustan las frutas puedes dárselas en batidos con leche o yogurt. Las verduras deben estar incluidas en la comida principal y cena, y la fibra en éstos va a ayudar a mejorar la digestión y saciar.

4. Grasas y azúcar

Consulta que los productos que consume no sean altos en grasa total y saturada, colesterol, sodio y azúcar simple. Busca productos libres de grasas trans.
La grasa es el nutriente que aporta más calorías, en comparación con los carbohidratos y las proteínas. Tanto los niños como nosotros los adultos debemos consumir los aceites vegetales, la margarina, el queso crema, las nueces, con MODERACION.
En el caso del azúcar, debemos cuidar su consumo ya que aporta solamente calorías vacías y un consumo inadecuado puede llevar al sobrepeso.  El consumo de azúcar debe ser el 10% de las calorías totales del día. Recordemos que el azúcar está en los refrescos, galletas, barritas, zumos, etc.

Rendimiento escolar y nutrición 3

CONSEJOS PRÁCTICOS

• Los padres deben practicar una alimentación sana junto a sus hijos, predicando con el ejemplo, evitando tener en casa golosinas y bebidas
• Se aconseja no utilizar la comida como premio. Especialmente con comida no saludable.
• Evite darle golosinas todos los días de la semana. Es mejor elegir un día a la semana para dar comida de mayor densidad energética, como pizza, hamburguesas o Frankfurt,  pero con moderación.
Rendimiento escolar y nutrición 4• Si tu hijo, excepcionalmente, quiere comer patatas fritas, empanadillas… prepáreselas al horno. De ese modo evitarás las frituras.
• Fomenta el consumo de agua.
• La presentación de los alimentos debe ser agradable, como por ejemplo bastoncitos de verduras, brochetas de frutas, tortilla de alcachofa o calabacín, librito de berenjena…
• Procurar en la medida de lo posible que los niños coman con el grupo familiar o con los compañeros en el comedor escolar.
• Se recomienda a los padres no dar dinero a los niños para que compren sus almuerzos, evitando así, que consuman alimentos no saludables.
• La elección de la colación, el número de porciones y su densidad energética, debe realizarse en función del gasto de energía que tenga el niño y su condición nutricional.
• Si los niños ayudan en la elaboración de la comida en casa les ayudara a dar valor a los alimentos que después comerán.

Rendimiento escolar y nutrición 5

SUSANNA DOMÍNGUEZ

 

You have no rights to post comments