¿FISIOTERAPIA U OSTEOPATIA? MEJOR LAS DOS A LA VEZ

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

fisio o osteopatia

Actualmente existe mucha controversia sobre si es mejor ir al fisioterapeuta o al osteópata. Para explicaros este tema os pondremos una patología muy común y que creemos que es muy clarificadora, el dolor cervical. Sus causas pueden ser muy variadas (contracturas musculares, problemas de la articulación de la boca, problemas vertebrales…) pero una vez encontremos esa causa, el mejor tratamiento será aquel que tenga un enfoque global (holístico). Existen muchos caminos para llegar a un mismo objetivo. En este caso concreto, nuestro objetivo será quitar el dolor en esta zona a la persona. Y por caminos nos referimos a las distintas técnicas ya sea de fisioterapia u osteopatía de que disponemos.

¿Voy al osteópato o al fisioterapeuta?

Mucha gente viene aquejada de dolor en las cervicales en una consulta y una vez nos ha expuesto su problema, como terapeutas tenemos que elegir las que creemos que serán las mejoras técnicas para aquella persona.

Un tratamiento global para tratar el dolor cervical sería aquel que por ejemplo usa la osteopatía craneal para valorar y tratar los huesos del cráneo. Ahhh, es verdad, no os lo habíamos dicho. Los huesos de nuestro cráneo se mueven, aunque nosotros no lo apreciemos. Si su movilidad no es buena, este hecho nos repercutirá seguramente en dolor de cabeza y cervicales, entre otras posibles afectaciones. Por lo tanto, nos tenemos que asegurar que su movilidad sea la correcta. Después también nos encontramos que estos huesos del cráneo mediante las meninges tienen una relación directa con el sacro. Existe un movimiento rítmico entre el cráneo y el sacro, se llama el ritmo cráneo-sacro. La osteopatía nos ofrece técnicas para valorar y también para tratar si existe una mala movilidad o un desajuste en este ritmo.

Una vez valorado y tratado los posibles problemas del ritmo cráneo-sacro y de los huesos del cráneo, podremos pasar a tratar la musculatura suboccipital (musculatura profunda que se encuentra en la nuca) donde seguramente encontraremos una hipertonía de la misma. Mediante técnicas de inhibición de la musculatura, conseguiremos relajar estos pequeños pero importantes músculos. Podemos continuar nuestro tratamiento fijándonos en la musculatura más superficial, los músculos trapecios, el elevador de la escápula, entre otros. Una forma de abordar esta musculatura puede ser mediante la técnica del masaje. También podemos realizar estiramientos de los grupos musculares que hayamos encontrado contractura dos.

Finalmente, para completar nuestro tratamiento le pautaremos una plantilla de ejercicios de estiramientos de los brazos, movilidad de los nervios del brazo (neurodinámica) y también les explicaremos la importancia de mantener una buena postura en sus actividades de la vida diaria.

Fisioterapia & Osteopatía

Si os habéis fijado en un mismo tratamiento hemos utilizado primero técnicas osteopáticas y después técnicas fisioterapéuticas. El enfoque global de un tratamiento corresponde tanto a la fisioterapia como a la osteopatía, no hay una mejor que otra sino que se trata de visiones distintas para tratar las patologías. Podemos tratar este problema solo con fisioterapia o solo con osteopatía o también con la combinación de ambas, este hecho dependerá únicamente del fisioterapeuta. Muchas veces es difícil poner una barrera entre ellas porque ambas al final buscan el mismo objetivo. Un mayor conocimiento por parte del terapeuta le brinda mayores recursos para tratar al paciente.

Aunque en el artículo hablemos de técnicas de fisioterapia y técnicas de osteopatía, queremos dejar muy claro, que todas las técnicas de las que hemos hablado son de fisioterapia. La osteopatía solo es una de las muchas ramas de la fisioterapia. Lo que pasa es que para hacer más clarificador el artículo os hemos especificado cuales eran técnicas estrictamente de osteopatía y cuáles no. En este país para hacer osteopatía primero se tiene que haber estudiado fisioterapia. No existe ninguna carrera de osteopatía ni tampoco ningún profesional sanitario que solo sea osteópata. Una vez la persona tenga la carrera de fisioterapia después ya podrá estudiar osteopatía si él quiere.

Las dos son complementarias:

El mensaje de este artículo es que la fisioterapia y la osteopatía juntas nos ayudarán a obtener un mejor resultado en los tratamientos de las personas ya que nos ofrecen más posibilidades para que nuestro tratamiento tenga éxito. El dilema que existe hoy en día sobre si es mejor una cosa u otra, la han creado algunos desde el egoísmo y con el afán de colgarse la medalla de que su técnica es la mejor de todas. De técnicas para tratar las patologías existen muchas, lo que distingue a un buen fisioterapeuta, es aquel que sabe seleccionar en el momento adecuado cuales son las mejoras técnicas para aquella persona en concreto.

Esperamos que os haya gustado nuestra reflexión. También nos gustaría que compartierais vuestras experiencias sobre este tema. Estamos a vuestra disposición.

David Boatella Cortina

Pol Amigó Mustarós

@dipfisioterapia – Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

You have no rights to post comments

MÒDUL LA TIENDA

 

ENTRENAMIENTO EN HIPOPRESIVOS

Módul pàgina principal

LO MÁS POPULAR EN FISIOTERAPIA

 

Lesiones en el pie

 

Etiqueta Dolor lumbar