LA ARTICULACIÓN DE LA BOCA

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

articulación de la boca

Esta vez os queremos hablar de un problema muy frecuente entre nosotros pero que muchas veces pasa desapercibido porque no se realiza un diagnóstico adecuado. La articulación de la boca (científicamente llamada ATM y que durante el articulo la nombraremos así) tiene una estrecha relación con la columna cervical, el cráneo y la mandíbula. Aunque a simple vista parezca lógica esta estrecha relación con las otras estructuras, muchas veces esta información es obviada y esto hace que se realize un diagnóstico incompleto o erróneo.

Chasquido al abrir la boca:

¿Cuánta gente conocéis que cuando abre y cierra la boca nota un chasquido o pinchazo o cuánta gente conocéis que apriete los dientes mientras duerme (bruxismo)? No hace falta respuesta, verdad.

Muchas veces a la persona se le recetan antiinflamatorios para disminuir el dolor y en el caso de apretar los dientes, solamente se la coloca una férula a la persona (que está bien, pero muchas veces es insuficiente). En estos casos, solo estamos tratando la sintomatología pero no combatimos la causa que ha provocado esta situación.

La articulación ATM:

La articulación de la boca está formada por el hueso temporal, el ángulo de la mandíbula y en medio de estos dos huesos encontramos un disco/menisco cuya función es dar estabilidad a la articulación y facilitar el deslizamiento de estas estructuras. Además, también encontramos las sinoviales (son como unas gelatinas que están alrededor del disco/menisco y facilitan su deslizamiento), cápsula, ligamentos, músculos y nervios.

La ATM tiene una relación lateralidad - apertura y de protusión - apertura de 1-4, es decir, que por 1 mm de lateralidad y *protusión tendremos 4 mm de apertura. Lo normal es que una persona abra la boca unos 40 mm y tenga un desplazamiento lateral de 10 mm. Un movimiento de lateralidad limitado nos indicará que hay una limitación en la apertura de la boca. Cuando se rompe esta relación 1-4 aparecerá dolor, desgaste y degeneración de esta articulación. Si la apertura está restringida el problema será articular si la desviación lateral también está limitada. Un problema muscular limita la apertura pero no las lateralidades.

*Protusión: desplazar la mandíbula hacia delante.

La forma más frecuente en que se luxa la ATM es que el disco de desplaza hacia el medio y adelante (antero-medial), y por el contrario, el cóndilo se desplaza hacia el lateral y atrás (postero-lateral). Se puede luxar de otras formas pero la más frecuente es esta.

Luxación de la ATM:

La gente que cuando abre la boca oye un crujido, significa que tiene una subluxación o luxación (dependiendo del grado de severidad) de la ATM.

En las primeras fases existe una subluxación y a medida que el problema avanza la persona ya padecerá una luxación y finalmente una artrosis de la articulación. En las fases de subluxación (que son 3), la persona oirá el crujido en el mismo punto cuando abra y cierre la boca. Cuanto más temprano sea el crujido significa una buena señal ya que está en una fase más inicial del problema. Y cuanto más tarde se oiga el crujido, significará que está en una fase más avanzada de la patología.

¿Qué significa ese ruido?

El crujido o chasquido que oímos significa que el disco se ha vuelto a colocar bien dentro de la articulación. Así que os tenemos que decir que muchas veces la gente tiende a pensar que como el crujido ahora le aparece más tarde, se piensan que están mejor y que se están curando, pues eso es totalmente el contrario. Cuanto más tarde en aparecer el crujido, es una mala señal ya que esto nos indica que la patología está en una fase más avanzada. En la fase de luxación ya no se oye ningún crujido porque el disco ya no es capaz de recuperar su posición normal.

La ATM y el nervio trigémino:

 La articulación de la boca tiene una importante relación con un nervio, el nervio trigémino. Este nervio tiene distintas raíces y estas nos inervan toda nuestra cara. Así que un mal funcionamiento de la ATM nos puede provocar una irritación del nervio y que la persona padezca dolores de cabeza, o en la zona de los ojos, o en las orejas o en la boca.

¿Podemos paliar la subluxación de la ATM?

Supongo que a estas alturas, muchos de vosotros os estaréis preguntado que ejercicios podéis hacer para tratar estos problemas. Pues bien, es difícil establecer un protocolo ya que como hemos visto existen muchas posibles causas y según la causa realizaremos unos ejercicios u otros.

1. Ejercicios de reposo de la mandíbula:

Consisten en descomprimir y liberar esta articulación. Hay ejercicios que nos los tendrá que hacer el fisioterapeuta poniéndonos los dedos dentro de la boca y moviendo la mandíbula en distintos sentidos. También hay ejercicios que puede hacer la persona de forma activa en su casa, como por ejemplo, ponerse de pie en la pared y realizar pequeñas flexiones de cabeza (15º de flexión craneocervical) para relajar toda la musculatura de la zona del cuello.

2. Ejercicios con el cilindro:

Consisten en ponerse un pequeño cilindro de silicona en la boca que nos permite tener la boca ligeramente abierta y eso provoca una descompresión del cóndilo de la mandíbula y, por tanto, de la articulación. Una vez tenemos el cilindro entre los dientes podremos pedirle a la persona que desplace su mandíbula hacia delante (protusión) y después aprieta sus dientes contra el cilindro, que desplace la boca hacia un lado o hacia el otro lado y después apriete los dientes, lo mismo que antes pero realizando una resistencia con la mano en una lado u otro de la cara en función de los músculos que se quieran trabajar. Lo que buscamos con estos ejercicios es descomprimir la articulación, relajar la musculatura que trabaja mucho y trabajar la musculatura más débil y todo esto con el fin de facilitar que el disco sea capaz de recuperar su posición normal.

¿Cuánto puede durar el tratamiento?

El tiempo de tratamiento depende del grado de severidad, pero una subluxación fase 1 implica un tiempo de tratamiento aproximadamente de 2-3 meses y, otro ejemplo, por ejemplo en una fase 3 de la subluxación la persona quizá tenga que hacer entre 8 y 12 meses de rehabilitación. Por rehabilitación entendemos ir al fisioterapeuta pero también los ejercicios que la persona tiene que realizar en su casa cada día.

 El hueso temporal del cráneo determinará la posición mandibular, y está, determinará la posición final de los dientes. La posición de los dientes y la oclusión (como cerramos la boca) determinarán la posición de la ATM, y está, la posición del cráneo y cintura escapular. Como podéis ver, todo está relacionado y es muy complejo definir la causa.

Por esto motivo, os invitamos a que si padecéis alguno de estos problemas acudáis a vuestro fisioterapeuta para que os realice una valoración y os diga cuál es la causa del problema.

Esperamos que os sea útil toda esta información y que si tenéis cualquier duda sobre el tema nos la comentéis. También nos gustaría que compartierais vuestras experiencias. Estamos a vuestra disposición.

 

David Boatella Cortina

Pol Amigó Mustarós

@dipfisioterapia – Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

You have no rights to post comments

MÒDUL LA TIENDA

 

ENTRENAMIENTO EN HIPOPRESIVOS

Módul pàgina principal

LO MÁS POPULAR EN FISIOTERAPIA

 

Lesiones en el pie

 

Etiqueta Dolor lumbar

Artículos relacionados