Dolor lumbar III

En este tercer artículo relacionado con el dolor lumbar vamos a centrarnos en el desequilibrio pélvico como fuente de los problemas a nivel lumbar.
En el artículo anterior hablábamos de la importancia del equilibrio entre los músculos vertebrales (interespinosos, intertransversos, rotadores y multífidos), los músculos abdominales, sobretodo del transverso y los músculos paravertebrales para poder mantener la estabilidad vertebral.

Este equilibrio no debemos olvidarlo, porque en la zona lumbar hay músculos que afectan directamente la estabilidad pélvica y tienen incidencia sobre la columna lumbar, como el cuadrado lumbar y el psoas ilíaco.


"Estoy muy contento de haber confiado en Nutrición y Salud deportiva"

Tenía en mente realizar algún cambio, experimentar sin alejarme de la realidad y marcarme un objetivo nuevo. Había corrido ya muchas carreras entre 5 y 10 km, tenía la distancia por la mano y decidí que debía ampliar la distancia y pasar a participar en media maratón.

Era el mes de octubre y tenía que elegir cuál sería mi primera competición de 21km, la elección no fue difícil, estaba clarísimo, Barcelona!

Prevenir el dolor lumbar 2En el artículo anterior mencionábamos que una de las causas del dolor lumbar podía ser el desajuste en la musculatura responsable de la protección de los cuerpos vertebrales.

El triángulo formado por los  músculos vertebrales, tónicos, cortos y encargados de mantener la estabilidad de las vértebras.

Prevenir dolor lumbar

El dolor lumbar es una de las patologías más frecuentes en nuestros días, y acostumbra a aparecer por una descompensación muscular entre los músculos fásicos (músculos encargados del movimiento) y los tónicos (encargados de mantener una postura correcta). Estos dos grupos deben complementarse, cuando los fásicos se inhiben de su función por exceso de laxitud y falta de tono muscular, los tónicos ceden, se acortan y ello deriva en patologías degenerativas