SIGNOS I SÍNTOMAS DE LA RESISTENCIA A LA INSULINA

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

SIGNES I SÍMPTOMES DE RESISTÈNCIA A LA INSULINA

Desde hace un tiempo estoy publicando artículos sobre los efectos del estrés en el organismo y uno de estos es la resistencia a la insulina y la hiperinsulinemia compensatoria. Por eso creo oportuno exponer algunos de los signos y síntomas que nos podrían estar avisando que estamos frente a un problema en la función de la insulina, que como ya hemos visto en artículo “La insulina en el estrés” tiene unos efectos negativos importantes en el funcionamiento celular y es el posible causante de patologías de distinta índole como la obesidad-sobrepeso, disfunciones hormonales, problemas cardiovasculares, dolores articulares y musculares, etc.

¿QUÉ ES LA RESISTENCIA A LA INSULINA?

Antes de exponer algunos de los signos que indican una posible resistencia a la insulina, es pertinente exponer de forma sencilla qué es la insulinorresisntencia. Como bien sabemos, la insulina es la hormona encargada de movilizar unos mecanismos celulares que permite la captación de la glucosa por parte de la célula. Cuando la insulina no es capaz de encajar correctamente con su receptor celular, estos mecanismos no son tan eficientes y es entonces cuando el azúcar no puede entrar como debería en el interior de la célula.

¿QUÉ INDUCE LA RESISTENCIA A LA INSULINA?

Podríamos indicar que básicamente el mal funcionamiento de la insulina está influenciado por:

Inflamación:

Ésta puede ser debido a un proceso agudo (traumatismo, infección, virus, etc.), en este caso cuando ser resuelva este proceso agudo todo vuelve o debería volver a la normalidad. Por otro lado, puede ser por un problema en la resolución de la inflamación que la hace crónica, creando una situación estresante mantenida en el organismo. Es evidente que es en este caso que acaba creando los problemas de salud comentados anteriormente.

Exceso de grasa:

Las células de grasa cuando están hipertrofiadas aumentan su capacidad de crear nuevos adipocitos (células de grasa) y de captar más moléculas inflamatorias, serán éstas las que repetirán el proceso citado en el apartado de inflamación.

SIGNOS ANATÓMICOS QUE PODRÍAN INDICAR RESISTENCIA A LA INSULINA:

1) EXCESO DE BARRIGA (La típica barriga androgénica)

En este sentido debemos controlar unos indicadores que nos permitirán sospechar de manera objetiva que podríamos estar en un proceso de insulinorresistencia.

a) Perímetro de cintura:

                Hombres:          
Bueno -> 78-94cm
Riesgo -> 94-102cm
Alto Riesgo -> Por encima de 102cm

                Mujeres:            

Bueno -> 64-80cm
Riesgo -> 80-88cm
Alto Riesgo -> Por encima de 88cm

b) Ratio perímetro de cintura – perímetro de cadera:

                Hombres:          
Bueno -> 0,78 – 0,94
Ideal -> Siempre que esté por debajo de 0,9

                Mujeres:            
Bueno -> 0,71-0,84
Ideal -> Siempre que esté por debajo de 0,8

2) ACANTOSIS NIGRICANS:

SIGNES I SÍMPTOMES DE RESISTÈNCIA A LA INSULINA 2   SIGNES I SÍMPTOMES DE RESISTÈNCIA A LA INSULINA 3   SIGNES I SÍMPTOMES DE RESISTÈNCIA A LA INSULINA 4

Esta alteración en la piel suele desaparecer cuando se controla aquello que está provocando la resistencia a la insulina, por tanto, si tenemos esta señal es un signo que estamos ante problemas con el funcionamiento de la insulina.

3) HIRSUTISMO:

En mujeres, a veces, les sale un exceso de bello grueso en la barba, esto es derivado de un problema hormonal producto de la insulinorresistencia. Esto va acompañado de otros indicadores como puede ser alteraciones menstruales, desde ciclos muy largos, ciclos cortos, o dolores fuertes durante el período.

La resistencia a la insulina provoca una reducción de proteínas transportadoras de hormonas sexuales, un aumento de IGF-1 (estimulador de la insulina), y un aumento en la producción de la hormona LH, encargada de generar los andrógenos. Estas tres alteraciones combinadas provocan un mayor nivel de andrógenos libres. La desproporción en la relación andrógenos – estrógenos es la que provoca unos rasgos más propios de hombres como el bello grueso en la barba en mujeres, que es lo que conocemos como hirsutismo.

4) ALOPECIA ANDROGÉNICA:

Sigue el mismo proceso que el hirsutismo, la desproporción entre andrógenos y estrógenos en la mujer puede provocarle también una caída excesiva de cabello en la zona frontal, y retrasar la línea de inicio del pelo en mujeres. En hombres, el exceso de testosterona libre producto de la insulinorresistencia hace que cada vez el pelo se más débil derivando finalmente en la típica calvicie masculina.

SIGNOS ANALÍTICOS QUE PODRÍAN INDICAR RESISTENCIA A LA INSULINA:

1) DISLIPIDEMIAS:

Próximamente, en un nuevo artículo expondré aquello que es relevante y deberíamos tener en cuenta respecto al colesterol para deducir de manera indirecta si estamos ante riesgo de padecer problemas cardiovasculares o no. En este artículo expondré la relación que debemos tener para estimar de forma indirecta el funcionamiento de la insulina, y que como ya hemos visto está relacionado con problemas cardivasculares.

a) Ratio Colesterol Total – HDL:

Debe estar por debajo de 4

b) Ratio Triglicéridos – HDL:

                Expresado en mg/dl:                    
Ideal -> 0,8-1,2
Bueno -> 1,2-2
Inicio de resistencia a la insulina -> Por encima de 2

                Expresado en mmol/L:                
Ideal -> 0,35-0,52
Bueno -> 0,52-0,87
Inicio de resistencia a la insulina -> Por encima de 0,87

2) HEMOGLOBINA GLICOSILADA:

El valor es un indicador de la función insulínica los últimos 3-6 meses.

Cuando encontramos valores de glucosa en sangre entre 100-125mg/dL y de hemoglobina glicosilada entre 5,7-6,5% indica que estamos en un proceso de prediabetes. Es decir, que llevamos un tiempo con problemas de resistencia a la insulina.

¿PODEMOS HACER ALGO PARA MIRAR DE REVERTIR ESTA SITUACIÓN?

1) Come alimentos:

Evitar al máximo los productos alimenticios, fuente de gran cantidad de carbohidratos refinados de alto índice glucémico, sal, conservantes químicos, etc. Entendemos por productos la bollería, los alimentos precocinados de forma industrial, las harinas refinadas como el pan o la pasta, entre otros.

Comer alimentos garantiza que ingiramos los nutrientes necesarios de buena calidad, a la vez que reduce la cantidad de carbohidratos de alto índice glucémico.

Cuando hablo de comer alimentos quiero decir, aquellos que comprábamos en los mercados y nos cortaban o podíamos coger a granel. Es decir, tubérculos, carne blanca o roja, fruta, verdura, pescado fresco, legumbres, huevos, etc.

2) Come en función de la actividad hecha:

Culturalmente tenemos asociado el comer para afrontar una actividad, cuando debería ser justamente al contrario. Alimentarnos para reponer aquello que hemos malmetido en nuestro organismo durante la actividad. A parte, comer previniendo la actividad que haremos induce a nuestro organismo a sobreutilizar el metabolismo de los hidratos de carbono, es decir, a estar en constante secreción de insulina para aprovechar la glucosa ingerida, a la larga es contraproducente pues generamos un estrés al cuerpo que acaba en la resistencia a la insulina y una “atrofia” en el metabolismo de las grasas.

3) Actividad física en ayunas (o 4-5h después de haber comido):

Este punto liga con el anterior, y es que cuando realizamos actividad física sin ingesta de carbohidratos previos, obligamos al organismo a usar los depósitos de grasa como fuente de energía. De esta manera, se optimiza esta vía, se evita la secreción excesiva de insulina y podemos controlar la resistencia a la insulina.

Hablar de actividad física no es ir al gimnasio a hacer una hora de entrenamiento o similar, puede ser realizar actividad en casa de cualquier tipo, salir a pasear a ritmo alto por un rato largo, ir a comprar, etc.

4) Descansa:

Sobre el descanso hablábamos en este artículo. No obstante podría resumirlo en adelanta la hora de cenar, evita el exceso de luz una vez se pone el sol o después de cenar, vive al ritmo de la luz solar.

5) Relativiza:

Afrontar las situaciones cotidianas desde un prisma de aprendizaje y situándola en el contexto, sin que nos genere una tensión excesiva que causaría un estrés al organismo, para ello la realización de técnicas de relajación, meditación o mindfulness es una buena estratégia.

 

BIBLIOGRAFIA:

. María Isabel Múnera-Jaramillo, Mary Alejandra Restrepo-Lozada, Lina María Gómez-Bahamón, Doris del Rosario Mesa-Suarez, Blanca Susana Ramirez-Puerta “Hemoglobina glicosilada A1c vs. glucemia plasmática en ayunas de pacientes ambulatorios de un laboratorio médico” Rev. salud pública. 13 (6): 980-989, 2011

 . Samuel Durán Agüero1, Eloina Fernández Godoy y Elena Carrasco Piña “Asociación entre nutrientes y hemoglobina glicosilada en diabéticos tipo 2” Nutr. Hosp. vol.33 no.1 Madrid ene./feb. 2016 http://dx.doi.org/10.20960/nh.18

. DR.FelipePollak C. “Insulin resistance: truths and controversies” REV. MED. CLIN. CONDES - 2016; 27(2) 171-178]

. Andrea M. Caricilli1 and Mario J. A. Saad2, "The Role of Gut Microbiota on Insulin Resistance" Nutrients. 2013 Mar; 5(3): 829–851. doi: [10.3390/nu5030829

. Juan Antonio Paniagua. "Nutrition, insulin resistance and dysfunctional adipose tissue determine the different components of metabolic syndrome" World J Diabetes. 2016 Nov 15; 7(19): 483–514. doi: [10.4239/wjd.v7.i19.483]
. Valeska Ormazabal,1 Soumyalekshmi Nair,2 Omar Elfeky,2 Claudio Aguayo,3 Carlos Salomon,corresponding

. N. Fernando Carrasco1, F. José Eduardo Galgani2, J. Marcela Reyes3 "Síndrome de resistencia a la insulina. estudio y manejo" REV. MED. CLIN. CONDES - 2013; 24(5) 827-837. DOI: 10.1016/S0716-8640(13)70230-X

. Evanthia Diamanti-Kandarakis and Andrea Dunaifcorresponding autor "Insulin Resistance and the Polycystic Ovary Syndrome Revisited: An Update on Mechanisms and Implications" Endocr Rev. December 1, 2012; 33(6): 981–1030. doi: [10.1210/er.2011-1034]

. Livingstone C1, Collison M. “Sex steroids and insuline resistence” Clin Sci (Lond). 2002 Feb;102(2):151-66.

. Ertas R, Orscelik O, Kartal D, Dogan A, Ertas SK, Aydogdu EG, Ascioglu O, Borlu M. “Androgenetic alopecia as an indicator of metabolic syndrome and cardiovascular risk.” Blood Press. 2016 Jun;25(3):141-8. doi: 10.3109/08037051.2015.1111021. Epub 2015 Nov 20.

. Lie C, Liew CF, Oon HH. “Alopecia and the metabolic syndrome.” Clin Dermatol. 2018 Jan - Feb;36(1):54-61. doi: 10.1016/j.clindermatol.2017.09.009. Epub 2017 Sep 8.

. Uruska A, Zozulinska-Ziolkiewicz D, Niedzwiecki P, Pietrzak M, Wierusz-Wysocka B. “TG/HDL-C ratio and visceral adiposity index may be useful in assessment of insulin resistance in adults with type 1 diabetes in clinical practice.” J Clin Lipidol. 2018 May - Jun;12(3):734-740. doi: 10.1016/j.jacl.2018.01.005. Epub 2018 Jan 31.

. Haymana C, Sonmez A, Aydogdu A, Tapan S, Basaran Y, Meric C, Baskoy K, Dinc M, Yazici M, Taslipinar A, Barcin C, Yilmaz MI, Bolu E, Azal O. “Visceral adiposity index and triglyceride/high-density lipoprotein cholesterol ratio in hypogonadism.” Arch Endocrinol Metab. 2017 May-Jun;61(3):282-287. doi: 10.1590/2359-3997000000236. Epub 2017 Feb 13.

. Zhou M, Zhu L, Cui X, Feng L, Zhao X, He S, Ping F, Li W, Li Y. “The triglyceride to high-density lipoprotein cholesterol (TG/HDL-C) ratio as a predictor of insulin resistance but not of β cell function in a Chinese population with different glucose tolerance status.” Lipids Health Dis. 2016 Jun 7;15:104. doi: 10.1186/s12944-016-0270-z.

. Freeman AM, Pennings N. “Insulin Resistance.” StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2018-. 2018 Jun 26.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

You have no rights to post comments

MÒDUL LA TIENDA

LO MÁS POPULAR EN ACTIVIDAD FÍSICA Y DEPORTE

 

ENTRENAMIENTO EN HIPOPRESIVOS

Módul pàgina principal

 

Etiqueta Dolor lumbar

 

Mito de abdominales