¿ABDOMINALES PARA EL DOLOR DE ESPALDA?

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Abdominales para el dolor de espalda

 

Aquellas personas que padecen de dolor lumbar, a menudo se les han prescrito realizar abdominales, pero ¿es realmente indicado realizar abdominales ante el dolor lumbar?
En este artículo haremos una reflexión sobre si el trabajo de abdominales convencionales ayuda o por el contrario puede llegar a ser contraproducente.

La musculatura abdominal:

La musculatura abdominal tiene como uno de sus principales objetivos controlar por delante la columna vertebral y también, mantener en su sitio las vísceras.

¿Cuáles son estos músculos?

Lo que tradicionalmente denominamos “abdominales” están formados per 4 grupos musculares distintos (Transverso del abdomen, Oblicuo menor, Oblicuo mayor y Recto abdominal) que poseen un objetivo en común.

La perfecta relación entre estos cuatro músculos permitirá un mejor control anterior de la columna, y a su vez estando en equilibrio con la musculatura posterior evitarán padecer según que dolencia en la zona lumbar.

Dolor lumbar: (Ver posibles causas del origen)

Las patologías de espalda suelen aparecer por el continuado desequilibrio entre la musculatura posterior y la anterior (Abdominales). Este desequilibrio puede venir por la mala actuación del grupo abdominal y por malas actitudes posturales. Con el paso del tiempo, la musculatura posterior cede, se reduce el espacio vertebral y surgen los problemas.

Músculos profundos vertebrales

¿Falta de fuerza o tono abdominal?

Si estando en estado relajado la zona abdominal se distiende, quiere decir que el tono de esta musculatura no es el idóneo, ya que es incapaz en reposo de contener el abdomen.
En cambio, voluntariamente lo podemos contraer e incluso marcar los cuadraditos, eso quiere decir que el problema no es falta de fuerza, sino el tono del músculo.

 

Abdominales tradicionales y el tono muscular:

Si al realizar la acción de flexión del tronco no existe una correcta coordinación entre los cuatro músculos abdominales el trabajo que realizamos es contraproducente. En situaciones de dolor lumbar, el transverso del abdomen suele ser incapaz de realizar bien su función (fijar el abdomen y la columna lumbar) si al realizar la flexión del tronco el transverso no actúa correctamente, tendremos un recto del abdomen muy fuerte, pero estaremos incrementando el problema.

Por otro lado, los ejercicios abdominales tradicionales son ejercicios para trabajar la fuerza del abdomen, en cambio, como hemos comentado anteriormente, el problema es el tono muscular y no la fuerza.

 

El tono muscular:

El trabajo a realizar no es de fuerza sino de recuperación del tono muscular sobretodo del transverso del abdomen. Debemos basarnos en ejercicios que impliquen de forma involuntaria el transverso y a su vez la musculatura posterior. Un trabajo continuado de crecimiento axial (autoelongación) cumple estos requisitos y además consigue reducir la presión en la zona abdominal con lo que facilita el control visceral que deben llevar a cabo los músculos abdominales.

 

PREVENIR EL DOLOR LUMBAR (II): El acortamiento de los paravertebrales

EL DOLOR LUMBAR: Ese gran desconocido

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

You have no rights to post comments

MÒDUL LA TIENDA

LO MÁS POPULAR EN ACTIVIDAD FÍSICA Y DEPORTE

 

ENTRENAMIENTO EN HIPOPRESIVOS

Módul pàgina principal

 

Etiqueta Dolor lumbar

 

Mito de abdominales