Imprimir
Visto: 4934

pliometria

La contracción máxima, el tiempo de reacción y la capacidad para forzar movimientos enérgicos con la mayor frequencia y en el menor espacio de tiempo posible son habilidades presentens de atletas en muchas disciplinas y que son determinantes para que consigan los mejores resultados.

La potencia:

La potencia se produce siempre cuando hay una fase de estiramiento-acortamiento (CEA), esto quiere decir que en una primera fase el músculo se estira almacenando energía y en una segunda fase se contrae muy rápidamente generando un potente impulso.

Son un ejemplo de este tipo de movimientos los saltos de cualquier tipo, los lanzamientos, el chutar una pelota, etc.

La pliometría:

El entrenamiento pliométrico, al igual que el entrenamiento de la fuerza quiere la inervación rápida del mayor número de unidades motoras y sus correspondientes fibras musculares, y dicho aumento de la inervación produce una mejora considerable en el desarrollo de la fuerza.

La pliometría es un entrenamiento de alta intensidad y de grandes impactos para los deportistas, por ello es importante tener muy en cuenta la planificación durante la temporada para evitar posibles lesiones por exceso de trabajo, o porque la progresión no ha sido correcta.

Podemos clasificar los ejercicios pliométricos en dos grupos, ejercicios de bajo impacto como por ejemplo el skipping (levantar rodillas al pecho), saltar a la comba, saltos cortos y bajos con dos piernas y con una, saltos de bancos bajos de unos 25-35cm, lanzamientos de balón medicinal de 2-4kg. EL segundo grupo son ejercicios de gran impacto como por ejemplo saltos largos y altos con dos piernas y con una, saltos de bancos superiores a los 35cm, lanzamientos de balón medicinal de 5-6kg, saltos altos reactivos.

Para acabar adjuntamos un cuadro con las séries, repeticiones y descanso óptimos en función de la intensidad de los ejercicios que entrenamos.