El dolor de espalda es uno de los problemas más comunes en la gran mayoría de la población, prueba de ello son los centros de fisioterapia que están repletos de gente que va a que le den masajes para aliviar esta pesada molestia.

Todos aquellos que dediquen tres minutos a leer esta breve reflexión sobre el dolor de espalda, seguramente en algún momento lo han padecido, quizás es posible que haya personas que sufran este dolor cada día. Podría ser incluso, que a algunos el médico les haya realizado pruebas y el resultado podría ser perfectamente la falta de espacio entre vértebras, desvío de la columna, o quién sabe si también hayan tenido que escucharle decir “tienes una hernia discal y es normal que tengas dolor”.
En este artículo quiero centrarme en porqué llegamos a este estadio, qué ha pasado previamente y si hemos sido conscientes de los mensajes de alerta que nuestro cuerpo nos ha ido lanzando.